El inicio en las redes y el correo: cómo evitar la saturación

Una de los primeros miedos a la hora de iniciarse en las redes sociales es la información que hay que facilitar para darse de alta y qué harán con esos datos las empresas que las gestionan. Tened en cuenta que en cada red social hay uno o más datos que podrían ser calificados de sensibles y que hemos de valorar si hemos de darlos o no (¿Mentir? ¿He oído mentir por ahí?).

Sin embargo, hemos de facilitar un medio para contactar con nosotros y, como no puede ser de otra manera, ese medio es el correo electrónico. Personalmente considero muy útil tener varias cuentas de correo electrónico, una personal, otra para el trabajo y otra más para asuntos varios. Estos asuntos varios pueden ser desde gestionar listas de correo a las que no solemos prestar mucha atención, asuntos muy específicos y, por qué no, las redes sociales. Todas las redes pueden generar una cantidad ingente de correos electrónicos, bien para enviarnos notificaciones de mensajes privados o interacciones con nuestros perfiles, informaciones de supuesto interés o para notificarnos cambios en los servicios (no os digo nada si usáis la aplicación de Facebook para Blackberry, que se sincroniza a través de correo electrónico).

Cómo podemos evitar que las redes nos inunden el correo con notificaciones a mansalva es bastante sencillo. Así, dentro de los diferentes apartados de configuración de cada red, suele existir alguna vía que nos permita elegir qué correos vamos a recibir para poder aligerar las bandejas de correos y poder revisar lo que es verdaderamente importante y urgente de lo que no es.

Por eso os dejo aquí dónde encontrar las principales opciones para aligerar nuestros correos electrónicos en las redes más usadas.

Facebook

Acceder a las notificaciones por correo electrónico de Facebook es relativamente sencillo. Así, hay que ir primero al menú cuenta, donde se nos abrirá un desplegable y de ahí elegir configuración de la cuenta:

Una vez en nuestra cuenta hemos de ir a la pestaña Notificaciones:

Y ahí ya veremos la configuración de notificaciones que queremos recibir. Os dejo cómo tengo configurada mi cuenta en las notificaciones de Facebook (las del propio sistema) en lo que yo considero que sí es relevante:

Por supuesto, y como os he indicado antes, la aplicación de Facebook para Blackberry se encarga no sólo de gestionar todas las notificaciones que recibamos por correo electrónico sino que nos cambia la configuración de privacidad, con lo que si creéis que os va a agotar la batería, deberéis seguir estos pasos para cambiar la configuración. Y, como es lógico, cada cual considera qué es lo importante, así que elegid la configuración que más os pueda interesar. En esa pantalla se configuran también notificaciones sobre el muro, fotos, etc.

Tuenti

Tuenti no deja de ser la red española por antonomasia y cada vez está creciendo más y en más rangos de edades. Como quiera que sigue una particular filosofía de no indexar sus datos en buscadores y vivir de publicidad, no exponiendo sus datos (lo reconozco, Ícaro me ha lavado el cerebro), no recibir notificaciones de Tuenti es tan sencillo como hacer cuatro clicks de ratón:

Huelgan más comentarios. Algún día hablaré de la fácil configuración de privacidad en Facebook y la compararemos con la de Tuenti. Por supuesto, el cuarto click (el último) es Guardar, si no, no hacemos nada.

Twitter

El último ejemplo que os pongo es el de Twitter. En este caso todo es igual de sencillo que en Tuenti, puesto que con cuatro clicks lo podemos hacer:

Antes de que me digáis nada (no tengo ninguna notificación), normalmente utilizo en el ordenador un cliente de escritorio que me avisa de los mensajes directos y de los nuevos seguidores (Tweetdeck permite integrar en su interfaz una columna) y en el móvil utilizo el cliente oficial que se actualiza con los nuevos mensajes cada hora, con lo cual no creo que sea necesario estar recibiendo mensajes (bueno, así me dura la batería, la verdad). No obstante, los correos electrónicos con los mensajes directos os muestra el usuario y el mensaje, con lo cual podéis decidir si es algo urgente que merezca la pena contestar, pero tened en cuenta que sólo tenéis 140 caracteres para escribir lo que queráis. Por supuesto, y como en Tuenti, el último click debéis hacerlo en el botón de guardar.

Con esto creo que podéis evitar en las tres redes sociales más activas últimamente (aunque Twitter no sea como tal una red social) recibir constantemente correos electrónicos que puedan simplemente generar ruido en vuestras bandejas de entrada.

Ahora, a realizar pruebas de qué es lo que de verdad os interesa recibir 😀

Sé el primero en comentar

Deja un comentario