Hoy, en Barrio Sésamo: la diferencia entre impacto y alcance

Una de las más aberrantes situaciones que veo día a día es cuando se ofrecen datos sobre alcance en medios sociales y, especialmente, en Twitter, porque es la red a la que más fácilmente se pueden acceder a datos concretos.

Así que vamos a ver la diferencia entre impacto y alcance con un sencillo ejemplo bélico aplicado a un magnicido.

Éste es un Carcano M91/38, el arma que mató a JFK:

Un Carcano M91/38, el arma con la que Lee Harvey Oswald mató a JFK

Este arma no tiene un alcance definido pero si hacéis una búsqueda en inglés (ya sabéis cómo son los americanos para las armas) encontraréis que se habla de unas 650 yardas, es decir, casi 600 metros. Es decir, un cargador de balas disparado con este arma en condiciones ideales podría impactar a unos 600 metros en su objetivo. Para completar el dato, el cargador tiene 16 balas según lo que he encontrado por ahí.

Ahora llevemos esto a las redes sociales.

Una persona lanza 16 tuits a sus 600 seguidores, pero sólo impacta en 2 de sus seguidores porque no se dan las condiciones ideales (que esa persona esté online, que lea su TL a través de listas, que lea lo que cuenta…).

Por si acaso tu comprensión lectora no llega a comprender el ejemplo, simplemente es que el alcance es la suma de seguidores que potencialmente pueden leer un mensaje, y los impactos los usuarios que realmente han sido impactados.

Así que, por favor, dejad de usar el término impactos cuando os vais a referir a alcance, que a mí me da la risa floja y cuando vuestros clientes aprendan la diferencia, igual tenéis que buscar otros clientes. O lectores.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario