Los problemas de migrar un WordPress

Como hacía mucho que no trasteaba con mis cosas, he decidido que era hora de empezar a simplificar cosas y migrar contenidos. Desde hoy uno de mis dominios deja de estar disponible; http://sumate.org.es deja de existir y pasa a ser esto que estáis viendo, http://mediotic.info/blog. Nueva imagen, fotos propias de fondo y un nuevo tema al que seguro que ponéis más de una pega, porque a todos nos cuestan los cambios.

Bueno, dicho esto, os comento lo fácil, y a la vez difícil, que es migrar todo el contenido de una web hecha con WordPress a otra, bien de WordPress.com a nuestro propio alojamiento o de un alojamiento a otro. Para poder llevar nuestros posts, páginas, menús, archivos y mil cosas más hay un exportador en el apartado de Herramientas, que os permite exportar todo a un archivo XML. Hasta aquí todo fácil.

Posteriormente, sólo hay que instalar el plugin WordPress Importer, que también podemos instalar a través de nuestro panel de control de plugins. Activamos el plugin, nos pedirá si queremos crear un nuevo usuario o asignarlo a uno ya existente, si queremos adjuntar todos los archivos adjuntos, se tomará un ratito para chupar todos los archivos y procesar toda la base de datos (incluidos los comentarios) y, voilà, lo tenemos. ¿Fácil, verdad? Una única cosa a tener en cuenta: ambas instalaciones tienen que ser de la misma versión, ya que ocasionalmente hay alguna modificación en las bases de datos y no tengo ganas de ver qué pasa 😉

Pero, ¿qué sucede si queremos importar sólo una parte, como he hecho yo en la migración de un dominio a otro? Pues usamos lo mismo, pero seleccionamos la exportación sólo de los posts, decimos que se adjunten también los archivos adjuntos y… pues no, no hay adjuntos.

Resulta que hay un fallo que está poco documentado en WordPress, al menos en español. Vale que no es un caso que se dé muy a menudo, puesto que normalmente se trabaja con una web en producción y otra en pruebas, pero a veces ya vamos subiendo contenido para ver cómo se ve todo y si hay pocas páginas estáticas o queremos cambiar la información. O porque nuestra página genera un archivo XML muy grande y queremos hacerlo por partes.

En estos casos, hay veces que WordPress da un fallo y no coge los archivos adjuntos. Aquí tenemos varias opciones:

  1. Alguien que sabe exportará la base de datos, localizará las cadenas de texto de un dominio y las cambiará por la nueva dirección. Revisará lo que falle, y santas pascuas.
  2. Alguien como yo, exportará todo, buscará lo que no quiere que se publique y lo borrará sin más.

De una manera u otra, nos encontraremos que nos ha dado un quebradero de cabeza que no debería habérsenos dado. De hecho, este plugin ha funcionado correctamente hasta hace un tiempo, pero no ha sido hasta esta versión (la 3.4.1) en la que me ha pasado esto.

En el foro de soporte de WordPress en inglés está una explicación de este problema, y quejas varias sobre este asunto desde hace un año, así que no es precisamente algo nuevo.

Como siempre, la gente de Red Coruna (el hosting en el que tengo todo) se ha portado genial y ha estado al quite para ayudarme, incluso haciendo algún que otro trasteo en servidores.

Imagen del plugin WordPress Importer.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario