Mejora tu productividad con Hightrack

Pues sí. Llevo una semana usando Hightrack y ya me he henamorao.

Hightrack es un proyecto que ya llevaba siguiendo desde hace un tiempo en el blog de uno de sus impulsores, Berto Pena, que si no os suena él os debería sonar Think Wasabi y si no os suenan ambos, es que algo en el mundo del Internecs estáis haciendo mal. Si entráis ahí, veréis la historia que hay detrás del proyecto, así que me la ahorro, que no sólo está ahí relatada sino que además lo está en primera persona.

¿Qué aporta Hightrack?

Pues aporta muchas cosas. Lo primero que es una webapp que va bastante rápida, tiene una interfaz atractiva y es fácil añadir eventos, tareas, ver nuestro calendario… Pero no sólo eso, sino que además tiene varias vistas que permiten que veamos todo lo que tenemos que hacer a lo largo del día, clasificándolas según nuestras necesidades (en mi caso clientes, proyectos personales y asuntos privados) y pudiendo añadir los calendarios que necesitemos.

El panel de creación de tareas de Hightrack (imagen extraída de su web)

Pero lo mejor de todo es la creación y definición de tareas, dado que es lo crítico de cara a organizar eso que es tan escaso y que tan poco valoramos: nuestro tiempo.

Simplemente pulsando el intro accederemos al panel de creación de eventos o de tareas, dependiendo de la pantalla en la que estemos. Pero me interesan sobre todo las tareas:

El panel de creación de tareas de Hightrack

Como podéis ver, tenemos varias opciones que nos pueden servir no sólo para gestionar nuestro tiempo, sino para asignarnos tareas repetitivas. Y algo más que útil: la energía que estimamos nos va a consumir esa tarea (desde ninguna hasta alta) o el tiempo que asignaremos a la misma, desde cinco minutos hasta más de 60. Todo esto puede pareceros baladí, pero cuando necesitas optimizar tu tiempo porque tu vida es un desastre, es más que útil, sobre todo para ir ajustando esas tareas repetitivas que nos quitan tiempo y, mejor aún, para hacer seguimiento de proyectos y tareas puntuales de trabajo en las que muchas veces no sólo perdemos tiempo si no que no lo gestionamos, en las que además verás el tiempo al día que tienes ocupado con tu trabajo.

Junto a esto, también tiene varias ventajas, como la sincronización con el Calendar de Google (el cual odio con todas mis fuerzas, las cosas como son) y versiones móviles (que al tiempo de escribir esto no cargaban, así que tenemos un bug que reportar 😉 )

Como es obvio nada de esto valdrá si no ponemos los medios para que funcione, es decir, si no nos empezamos a tomar en serio que nuestro tiempo es escaso y que hemos de aprovecharlo. Así que ya sabéis, empezad a valorarlo y empezad a usar Hightrack, que seguro que os mola.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario