No eres un nick, eres una persona

Sí, lo sé. Este blog se llama como mi nick de Twitter. Y tengo el sambenito colgado de que mucha gente me conoce como Mediotic.

Pero. Que siempre hay uno.

A pesar de eso, siempre me presento como Esteban. O Esteban Mucientes. Consultor. O trabajador del mundo del marketing online. Siempre pongo fotos en las que se ve mi cara (o se intuye). Y más aún cuando hago cosas que tienen que ver con educación, con enseñanza, con formación, con evangelización o que vayan dirigidas a un público no muy metido en el mundo de las redes sociales. O totalmente fuera de ellas.

De hecho, incluso a veces oculto mi nick, fijaos lo que os estoy diciendo.

Y es que para conseguir que la gente se meta en este mundo de las redes sociales hay que hacer una labor de pedagogía, algo que aún nos falta en mucho de lo que hacemos en el día a día. Nos puede el entusiasmo. Que no es malo, pero luego llegan los jarros de agua fría.

Esos jarros de agua fría son los de la gente que no se molesta en aprenderse tu nombre y los apellidos (ya ni siquiera uno solo de ellos), la gente que te dice eres lo contrario que tu Twitter, si hasta eres serio/aburrido/más bajo/más delgado, entre otras lindezas.

Twitter me ha ayudado a conocer gente muy interesante, pero también conozco gente muy interesante en eventos, en reuniones de trabajo, de fiesta… Viviendo fuera de ese Twitter que a tantos os/nos hace parecer tan guays e ingeniosos de la muerte. Hay quien ha venido así de serie y otros que cuando les conoces te darían ganas de abofetearles hasta partirte las dos manos. Y te las partirías si fueran sólidos, pero son sólo humo.

¿Y esto a qué viene?

Viene a que cosas que podrían ser muy interesantes quedan fuera para la humanidad en pleno por desconocimiento, por excesivo entusiasmo hacia las redes sociales o porque no consiguen enganchar.

Aún hay mucho rechazo a las redes sociales (si no tienes un amigo que diga nunca me abriré un Facebook, en serio, revisa tus amistades) como para que a la gente le digamos arrobaalguien hablará sobre hashtagestetema.

Volvemos a lo de siempre: a muchos se les llena la boca con democratizar las cosas mientras se instalan en una élite que les/nos hace diferentes. Pero alguien vendrá que os/nos dejará fuera. Y entonces espero que de verdad seáis consecuentes con esa democratización y dejéis paso.

Si no, sólo estaréis demostrando que sois uno más de esa masa a la que criticáis: los amos de las marionetas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario