No somos usuarios normales de Internet

Pocas veces un texto corto dice tanto en tan poco tiempo. Eso es lo que pensé cuando leí el otro día en The Future Buzz el artículo titulado You Are Not An “Average” User.

Y es que uno de los errores que más cometemos todos (y quien esté libre de pecado que tire la primera piedra) es dejarnos arrastrar por nuestras propias pasiones, filias y fobias cuando preparamos una campaña, una web o un plan para un cliente. En todos los ámbitos. Es decir, cuando pensamos que Pinterest vale para cualquier negocio, que todo el mundo está en Twitter o que no merece la pena hacer anuncios porque nosotros no hacemos clic en ellos y, para colmo, tenemos instalado el AdBlock y hace que no vemos un anuncio meses, por no decir que años.

Peor la realidad es que los usuarios normales de Internet no reparan en esas cosas. Los usuarios normales de Internet usan google como su barra de direcciones, cuando ven el primer resultado de Google no repara en si el color de fondo es amarillo o blanco, incluso a veces esos usuarios normales de Internet ni siquiera tienen oculta la barra de actividad de Facebook o, herejía, ni siquiera están conectados a Twitter todo el día con su móvil. O, peor aún, ni siquiera se plantean pagar una conexión en el móvil porque no ven el beneficio de quitarse un mínimo de 15 pavos al mes con los que podrían pagarse unos cacharros si salen o, peor aún, ahorrarlos.

De hecho, a la mayoría de los usuarios medios de esto del Internecs les da completamente igual si la marca que estamos gestionando comete un error gordo a la hora de contestar a alguien o si se plagia un contenido. De hecho, hasta al usuario más o menos avezado del social media se la bufa que haya plagios en materia de redes viendo la cantidad de gente que comparte contenidos de esa web que sólo hace copia-pega de contenidos de otros poniendo un miserable enlace al final en el que poca gente hace clic para poner la referencia correcta en sus redes sociales.

Es decir, que ni siquiera en la profesión hay usuarios normales.

Por eso, la próxima vez que pienses que para esa tienda de barrio lo mejor es que se abra un Twitter, un Facebook, un Pinterest con sus productos y mil cosas más, igual hay que pensar que igual le hace más beneficio tener sus datos bien puestos en Google+ Local, Foursquare y 11870, hacer una pequeña web supersencilla y unos anuncios sobre lo que hace. Siempre y cuando tenga una web.

Pocas veces vamos a encontrarnos con un cliente que sea el refresco de la amistad o una marca de coches. Igual nos basta con empezar a pensar que las cosas que hacen el resto de los mortales son las que funcionan y dan resultados, incluso las que hacen los que no saben de esto y que se van haciendo pequeñas cosas con lo que van leyendo por ahí.

Los usuarios normales de Internet quizá no saben quién es Butthurt Dweller
Los usuarios normales de Internet quizá no saben quién es Butthurt Dweller

Sé el primero en comentar

Deja un comentario