OLA EL ECONOMISTA KE ASE

El Economista y sus perfiles fake

Estoy muy muy harto de ver perfiles como éste. Antes de lanzar acusaciones a los medios a los que retuitean (en este caso a El Economista con dolor, como podéis ver si hacéis un rastreo por Twitter y no es el único medio, por cierto) recordar lo que ya sabéis: el tráfico de perfiles fake que hacen crecer cuentas, pero no sólo eso, sino que también existe tráfico de links, cosicas del Black Hat SEO que tanto daño acaban haciendo.

¿Por qué es un problema?

Muy sencillo. Cuando se hacen informes de reputación basados en el impacto de noticias y/o marcas, te puedes encontrar con un pico brutal. Lo lógico es pensar que se ha producido lo típido de montarse un cisco cojonudo, especialmente si lo que hay por Internet es muy negativo. Banca, Partidos Políticos, empresas oligopolísticas o monopolios, farmacéuticas (éstas muy afectadas por el magufismo y los magufos, claro)… Lo normal que todos tenemos entre manos.

Pero si este pico es simplemente una fórmula más para hacer que las noticias tengan un impacto en redes sociales y aparezcan en informes por encima de otros medios generalistas, empiezan los problemas.

¿Es fiable esa noticia? ¿Por qué es más importante en redes sociales la noticia de un medio con apenas miles de lectores frente a la de otro medio con cientos de miles o millones?

Ahí es donde entra la necesidad de tener un poco de sentido común y saber detectar cuáles son las fuentes fiables de las noticias. O directamente eliminar ciertos medios o perfiles de nuestros informes para evitar mayores problemas. E incluso avisar a nuestro cliente para que tenga en cuenta que el hecho de que ese medio aparezca no quiere decir que tenga un mayor impacto frente a otro mayor.

Eso por no hablar de la imposibilidad de detectar otras informaciones o conversaciones de mayor enjundia que probablemente desaparezcan de nuestro foco al trabajar con un conjunto de datos muy elevado.

Así que, por favor, si trabajáis en medios y hacéis estas cosas, que sepáis que aparte de estar tirando el dinero también tiráis piedras sobre vuestro propio tejado (o que alguien os las está tirando para romperos las ventanas).

Hale, a seguir bien.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario