¿Qué es un hype?

Sé que usar la palabra hype queda muy pedante, pero hoy os voy a dar dos ejemplos de lo que es un hype.

Lo primero, hay que definir qué es un hype, que de forma sencilla no es otra cosa que una promoción brutal (y viral) de algo, justo lo que ahora mismo con las redes sociales es lo que todo el mundo quiere, porque resulta que sale más que económico hacer que todo el mundo hable de ti, las cosas como son.

Veamos dos ejemplos de estos días que me están poniendo los pelos de punta.

Elespañol.com

Creas un medio (siendo un, para mí, mediocre ejemplo de periodismo con las suficientes relaciones con el poder como para salir indemne de muchas cuitas hasta que pisas callos y entonces te quejas) y, sin saber qué ni cómo va a ser ese medio (ni siquiera si habrá pasta para ponerlo en marcha), tienes a toda una pléyade de fanboys dando la chapa.

¿Es malo? No, pero el hype dura lo que dura, concretamente lo mismo que la gaseosa porque una vez se ha pasado el efecto en los usuarios medios (normalmente entre 24 y 48 horas) para mantener este hype hay que hacer un esfuerzo titánico de actividad. Aparte de ofrecer algo real. Mucho me temo que vamos a tener que sufrir mucho. Aunque siempre se puede recordar cómo D. Dinero es un poderoso caballero:

Nike Air Mag

Sí, me encantan las zapatillas. Si os dais un paseo por Instagram, lo veréis, aunque también podéis visitar I Love Sneakers que es donde estoy concentrando todos mis esfuerzos en este tema (área en la que pronto habrá novedades para sneakerheads, ahí os dejo un teaser).

Pero el revuelo con Regreso al Futuro y la chapa que habéis dado estos últimos años con la fecha a la que viajaba Marty McFly en la segunda parte, va a convertir este año en un auténtico infierno para quienes nos gustan las zapatillas y queremos darnos el gusto de tener un modelo diferente y guapo.

De momento, desde anteayer (día de Reyes, festivo en España pero no en muchos otros países) ya está circulando el rumor de que las Nike Air Mag y sus robocordones ajustables van a salir al mercado en 2015. El propio Tinker Hatfield (el diseñador detrás de muchos modelos icónicos de Nike, incluidas varias Jordan) lo ha confirmado y ha salido a la luz una patente sobre el tema que hace que antes o después las veamos en la tiendas y en pocos pies.

Que como innovación (los que tenemos la misma habilidad en las manos que una piedra sabemos de lo que hablamos) para quitarse del medio los cordones, es una gozada, pero como hype, sin saber fecha ni precio, puede ser una chapa atorrante. Y si no, pues nada, simplemente hay que ver esta búsqueda en Tuícter:

Os incluiría también una captura de Google News, pero me da que gracias a las mentes preclaras que hay por este país va a ser imposible.

Conclusiones

Personalmente los hypes cada vez me atraen menos. Me cansan. Me aburren. Pero no estoyo en contra de realizar un buen teaser; los he trabajado (ayudando a la creación de los mismos o bien ejecutándolos sobre un plan ya establecido) y han funcionado de maravilla, cumpliendo a su vez dos objetivos: llegar al público objetivo y conseguir que éste se active para preguntarte cosas. Otro día hablamos de los teasers si os parece.

Y, encima, nos evitamos el engorro del hype para potencial público objetivo: que se vuelvan en contra nuestra.

Así por lo pronto, hasta que no lancen El Español no me molestaré en saber sobre el tema. Y, no, no me voy a hacer con unas Air Mag. Con lo que costarán, prefiero hacerme con otros modelos que tengo en mente y que este año no serán muy de Nike, la verdad.

Don't believe the hype

Sé el primero en comentar

Deja un comentario