¿Qué no debería ser escribir un blog?

Ésta es una de tantas reflexiones que me hago día a día y que, viendo las diferentes concepciones que hay sobre el tema, al final hay que definir en negativo. Así que, ¿qué no debería ser escribir un blog? Como este post no da para docena (al menos de momento), pues lo dejo aquí y ya veré si lo publico en unadocenade.com si soy capaz de ampliarlo lo suficiente.

Un blog no debería ser un lugar en el que copiar artículos de otros blogs o páginas profesionales (a no ser que republiques los contenidos que has generado para otras webs). Es decir, si me pongo a buscar información sobre ti, veo que tienes un blog y cuando entro, me encuentro dos párrafos de artículos que te has tomado la molestia de leer y resumir para mí poniendo el enlace a la fuente al final del post, en mi caso iré directamente a la fuente y pasaré de leerte. Si no eres capaz de generar contenido por ti mismo, lo siento, pero dudaré mucho de ti. Mira, te lo voy a poner más sencillo: si no tienes nada que decir, mejor no escribas. Más vale ser tonto que abrir que la boca y confirmarlo.

De hecho, no me parece mal que la gente decida no tener un blog. Exactamente igual que quien decide no tener ninguna red social. Hay quien aporta mucho más sin tener un blog que teniéndolo, porque te enseña cosas o te descubre quién sabe de un determinado tema porque considera más interesante lo que dicen los demás.

Un blog tampoco debería ser un lugar en el que aprovechar el lenguaje Twitter y llevarlo a absolutamente todos los lugares. Que sí, que Twitter es muy cómodo (de momento), pero la riqueza del lenguaje permite que en un blog nos expresemos mucho mejor con sus frases subordinadas, condicionales, párrafos, comas y demás cosas que el idioma nos ofrece. Sobre todo porque cansa que el spam con lenguaje Twitter de abrir galletitas de la suerte o el lenguaje Twitter de poner hashtags a todo. Twitter es una buena parte del ruido del Marketing Digital, pero no lo es todo. De hecho, hay estrategias en las que ni me planteo su uso más allá de un mero altavoz en el que poner un enlace a la web del cliente (o a la mía propia) para mejorar su posicionamiento.

Un blog debería ser un espacio de opinión o consejos, no un lugar en el que un lugar en el que hables de ti y únicamente de ti, es decir, una loa a tu ego. Está bien que si has escrito un libro sobre un determinado tema, pongas un banner para que la gente pueda descargarlo. Incluso que si tienes una lista de correo, me molestes con un formulario que salte al hacer scroll hasta el final del artículo y me pidas mi correo por si quiero recibir tu blog en mi correo. Es más, casi hasta puedo aceptar que al hacer scroll me salga abajo a la derecha una barra en la que me indiques que puedo leer otro artículo. Pero si has adaptado tu web para que se vea bien en móviles con uno de los mejores temas disponibles para blogs en la actualidad, no lo pongas porque en el móvil no lo voy a ver y esa barra va a hacer que deje de ver media pantalla. Si has puesto un apartado con artículos relacionados, igual basta con un único espacio de artículos relacionados.

Reconozco que cuesta hacer creer que esa loa no se dé en mi caso (no en vano tengo mi cara puesta en la página principal del blog), pero para compensar intento escribir posts con cosas que puedan ser de utilidad de lo que sé y que ya he probado. De vez en cuando meto alguna reflexión como ésta porque me apetece hacerlo, pero no lo hago siempre. Me gusta mimar mi ego, pero mucho más el ego de los demás. De hecho el ego no es una palabra mala, aunque tiene muy mala prensa. Tampoco lo es la ambición, que también la tiene. Yo sólo quiero aprender cada día más, para tener una visión global de lo que es el Marketing Digital, pero cada día me encuentro que lo único que aprendo es lo que no hay que hacer en el Marketing Digital. Menos mal que con el tiempo uno aprende a diferenciar el humo de lo que es el trabajo de verdad, que si no, mal iríamos.

De todas maneras, ésta es mi opinión. No tienes porqué estar de acuerdo con ella ni siquiera aceptarla. Pero podemos discutirlo tranquilamente.

Qué no debería ser escribir un blog
Imagen realizada con Whims

Sé el primero en comentar

Deja un comentario