Seguimos con Fintonic: a categorizar y dividir movimientos

Volvemos con Fintonic y la #FintonicExperience, que ya llevamos un mes (y pico) de pruebas y hay muchas cosillas que contaros.

Una de las cosas que tiene Fintonic es que es una herramienta buena, muy buena. Pero como todas las herramientas, tiene unos límites. Pero esos límites es lo que la convierten en una herramienta perfecta, porque es lo suficientemente flexible para que todo lo que suceda con nuestras cuentas podamos controlarlo nosotros. Porque, no nos engañemos, esto es una herramienta y no va a hacer el trabajo por nosotros, sino que hemos de servirnos de ella para que todo vaya rodado. Y, sobre todo, para que Juanjo, nuestro entrenador personal, nos pueda dar las mejores pautas para nuestro ejercicio de ahorro.

Justamente uno de esos límites es más que lógico. Y es que muchas veces ciertos ingresos o cargos en cuenta son difíciles de entender o no pueden ser categorizados porque no quedan claros. Así que ahí es donde tenemos que ir nosotros a decirle oye, mira, que este cargo es de esto o incluso para los que somos autónomos, que tenemos que decir a qué corresponden los ingresos porque al no ir como nóminas, no los interpreta como tales 🙂

¿A qué corresponde este ingreso?
¿A qué corresponde este ingreso?

Pero el proceso de categorización no es precisamente difícil. Para los ingresos es super fácil, porque sólo tenemos que elegir una de las clases de ingresos que tenemos, que son los más normales, y a darle caña. Y para los gastos, lo tenemos aún más fácil. Tened en cuenta que las categorías que tenemos son más que amplias y cubren el 100% de nuestras necesidades, así que si tenemos un cargo que no ha entendido el sistema, sólo tendremos que elegir una de las categorías y quedará todo correctamente hecho 🙂

Categorizando gastos en Fintonic
Categorizando gastos en Fintonic

Pero si trabajas con efectivo, ¿en qué lo gastas? ¿Crees que lo va a saber porque sí? Porque va a ser que no. Que Juanjo es buen entrenador, pero no es telépata. Y es que ese dinero que sacamos para gastar, también lo iremos usando para varias cosas. ¿Un libro? ¿El supermercado? ¿El cine? Es decir, ese sábado que sacas 50 euros y los gastas en una cena, una entrada de cine y un taxi lo puedes poner en Fintonic, dividiéndolo en los 22 euros de la cena, los 8 del cine y los 20 del taxi (bueno, en Valladolid con 20 euros en taxi casi llegas a Palencia), pero me entendéis. Igual que si un lunes sacas otros 40 euros y te dejas 12 en el supermercado, 8 en gastos varios y 20 en un libro.

Dividiendo el efectivo para ajustar mejor nuestro presupuesto
Dividiendo el efectivo para ajustar mejor nuestro presupuesto

Con esto lo que consigues es hacer que nuestro presupuesto esté más ajustado, que podamos saber dónde nos gastamos los dineros y si lo estamos haciendo bien. Porque así iremos viendo si nuestros dineros (escasos por otra parte) están sirviendo para lo que queríamos, que era conseguir ahorrar.

Así que no te lo pienses mucho y crea tu cuenta en Fintonic para empezar a ahorrar 🙂

Sé el primero en comentar

Deja un comentario