Un balance rápido del EBE13

EBE13

Pozí. Que este año toca valorar la presencia en el EBE, que por algo he ido.

Y como de bien nacidos es ser agradecidos, se empieza por ahí. Gracias a los que lo han organizado porque, como siempre, merece la pena ir. Es una paliza, un dineral, unos viajes del copón, pero siempre hay detalles que hacen que merezca la pena. Así que, as usual, el agradecimiento merecido.

Ahora vamos por las hostias.

Una collejilla a la organización (con cariño y de manera constructiva) porque ha habido varios desajustes en algunas cosas y algunas carencias. La elección del sitio me parece poco acertada porque estaba lejos y es un lugar excesivamente frío, pero ya, se acabo este asunto. Criticar a toro pasado el tema no me parece justo cuando todos sabemos el esfuerzo que hacen. Quizá por deformación de actividades varias en el mundo asociativo yo habría optado por otras alternativas al Renacimiento, como algún centro cívico o cultural (el tuic con el FF de Zoido el día antes de que se casara su hijo mayor molará pero si ése es todo el apoyo que dio el Ayuntamiento, igual es para pensarlo) que esté céntrico y que aligere el peso de las cuentas. Todo es ser creativo. Que es muy cómodo bajarse con el albornoz en el Renacimiento, correcto. Pero mucha gente no se aloja allí por economía, así que igual buscar algo que esté bien comunicado y relativamente céntrico también es una opción a considerar si se hacen las cosas con tiempo.

El programa no estaba mal aunque se han echado en falta algunos nombres. Lo del final, a pesar del plan B para el cierre no me parecía apropiado, la verdad. Eso sí, el que falten algunos nombres igual no es malo, porque así dejamos de ver las mismas caras. Que luego nos quejamos de que están siempre esas mismas caras pero cuando faltan es como ¿por qué peranganito no está?. Pongámonos de acuerdo, por favor.

De todas maneras, lo verdaderamente criticable es que al final se habla mucho de Twitter. Twitter esto, Twitter lo otro, mira cuán larga la tengo en Twitter, que luego además se me pone gorda como un extintor… Si eso es lo más que algunos pueden (podemos) aportar al mundo del Interneclrs, mejor apaga y vámonos. Creo que es útil empezar a dejar que Interneclrs es sólo tuiti, y volver a ese momento en el que si no tienes blog no eres nadie en el Internecrls. Y, que sí, que el tuiti molará y todos lo usaremos mucho, pero hay que ver más cosas.

Por supuesto, otra colleja se la tienen que llevar los que han hecho presentaciones de mierda, tanto en el contenido como en el fondo, como en lo que es el uso de pagüerpoin o el quínout. Y, sobre todo, si vas a hacer un salto de p’arriba a de p’abajo en tu presentación, acércate al ordenador y usa las teclas numéricas. Ah, que no sabes que si escribes un número al azar como el 3, te va a llevar a la tercera diapo. Joder, qué plan, ¿verdad? Y, por favor, los que lo hacéis mal, aprendeos los discursos.

Una colleja muy gorda a todos los que no os habéis pasado por ningún stand de patrocinadores. Si veis a los patrocinadores como esas personas que os van a vender su producto, mal hecho. Muy mal. Los patrocinadores hacen posible con su esfuerzo económico que todo lo que es el EBE se haga. No sólo el EBE, sino que pasa en otros muchos eventos. Si no vais a visitar los stands, luego esa muesca la guardan y a la siguiente vez que en el eventorandomquesea alguien les pida pasta, van a decir que para perder el tiempo que se lo gastan en otras mierdas como pagar a sus empleados o en mejorar equipos. Ya ves tú qué chorradas, ¿a qué sí? O incluso que se lo van a gastar en una campaña de publicidad y/o relaciones públicas, que mola más. ¿Qué asco de gente que luego no van al eventorandomquesea al que vas tú y lo tienen que suspender, eh?

Por último, una colleja parda a mí mismo. Aunque he conocido y hablado con mucha gente, se me ha vuelto a quedar otra mucha en el tintero (lo cual tiene delito sabiendo que estaba allí). Pero llega un momento en el que de tanto estar de un sitio para otro y, encima, sin haberme mirado el programa correctamente, pues oye, que me la merezco.

Hala, a seguir con el lunes.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario