Uso responsable de las Redes Sociales. Unos consejos.

Una de las cosas que más ampollas levanta en la Red es el uso que se hace de las redes sociales, especialmente, por menores. Aunque este tema da para mucho, hoy sí quiero compartir con vosotros una serie de reflexiones que podéis aplicar a vuestra vida privada. Porque, al fin y al cabo, nuestra vida es nuestra y aunque usemos las redes sociales, hay que mantener un punto de discreción.

Precisamente ése es el primer consejo: discreción. Porque no todo lo que hacemos ha de quedar reflejado como si fuera un diario. Hay que tener cuidado con lo que se dice, sobre todo si se involucran a terceras personas.

Enlazando con lo anterior, con el cuidado en el involucrar a terceras personas, también hay que tener cuidado con las fotos que se suben y a quienes se etiquetan. Sobre todo esas fotos que no son las más convenientes para compartir.

Por supuesto, el uso de herramientas de geolocalización es una maravilla (soy un acérrimo defensor de ellas), pero hay que tener un cierto cuidado con la información que se comparte. Decir que estás en un determinado sitio puede suponer que igual no estés en el lugar adecuado o donde se espera que se esté. Por no hablar de los dimes y diretes de la gente.

Por último, hay guías para poder editar las configuraciones de privacidad de todas las redes sociales, de tal manera que nuestros contenidos queden protegidos de fisgones, al igual que el uso de listas, por ejemplo en Facebook, puede permitir que determinada información no sea visible a ojos que no han de ver lo que queramos.

Tened también en cuenta que las redes sociales pueden reflejar la realidad (algo que igual no está mal), pero que también pueden reflejar una idea diferente de quiénes somos. Lo cual nos puede abrir puertas que luego se cierren o cerrar puertas que podrían estar abiertas, sobre todo en materia profesional, tal y como ya comenté anteriormente en otra entrada de este blog.

Y, por último, lo que no quieras que no se conozca, mejor no lo subas a la Red. Y así nos evitamos todos problemas.

Eso sí es mostrar responsabilidad.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario